top of page
  • Foto del escritorBloom Eco-working

Comentarios para el año 2021

Cuando se aproxima el final de un año, son muchos los que se aventuran a predecir lo que será la actividad del marketing para el próximo. Algunas tendencias son más fuertes que otras, y no pocas se quedan en el tintero, sin que se vea un verdadero desarrollo. Pero, vale la pena recordar que durante este ya agonizante 2020 las redes sociales y el mundo digital tuvieron un gran impulso, y Amazon se consolidó como el líder sólido de las actividades on line y el que más utiliza la gente cuando se trata de buscar información sobre productos y sus características.


Algunas serán más seguidas que otras, sobre todo por la urgencia que sienten no pocos, más por temor que por convicción, como consecuencias previstas por el inicio de operaciones en medio de una pandemia que para muchos ya va bastante larga, y la cual esperamos y confiamos que sea pronto algo del pasado con la llegada y aplicación de la tan esperada y ansiada vacuna.


Algunas de esas tendencias son:


Mayor uso de tecnología, haciendo de la automatización (inteligencia artificial) un elemento fundamental del marketing, dejando de ser algo que asuste y, por el cohtrario, se convierta en herramienta básica de las actividades que forman y mantienen los mercados. También, el llamado CRM se tiene como una herramienta tecnológica que será más utilizada por lo ocurrido durante este agonizante año, pero que requiere una cultura organizacional adecuada para el efecto, pues la tecnología que se usa, por sí sola no funciona.


Empleados, clientes y proveedores haciendo parte del equipo de mercadeo de las organizaciones. Esta acción, nacida de la apertura a la participación de todos los que realmente hacen que las organizaciones funcionen, por medio del susurro que con la actividad de las redes sociales, los blogs, y demás se ha desarrollado, han hecho que cada vez sea mayor la acción de parte de quienes antes se consideraban como simples receptores de estimulación a la acción, y que día a día sea más lo que hacen por el mercadeo, tanto positivo como negativo. Por eso se ha dicho que todo y todos son de mercadeo. Desde 2010, cuando muchas organizaciones comenzaron a escuchar realmente los deseos y necesidades de los mercados gracias a las redes sociales y se dieron nuevos pasos aumentando esfuerzos y recursos para intercambiar ofertas de valor, como reza la definición de marketing de la American Marketing Association, se ha dado lo que llaman "engagement" de los clientes, sobre todo.


Más actividad por medio de dispositivos móviles, que constituye una tendencia que no es aventurado predecir, pues la acción de los omnicanales y el crecimiento de la actividad de compra utilizando estos dispositivos, hacen que día a día sea más fuerte el mercadeo que se basa en lo que han denominado localización y/o georeferenciación.


Más descuentos y actividad promocional con base en rebajas y "premios" o regalos, serán frecuentes, dadas las crisis económicas y el impacto mundial que ha tenido la pandemia, lo que ha hecho, y hará sin dudas, que muchos clientes y prospectos continúen convirtiéndose en cazaofertas. Pero con esta práctica, como tantas veces hemos dicho, hay que tener mucho cuidado porque si una vez se puede, y es posible, la continuidad de ello es peligrosa por la pérdida de capacidad de actualización en un mundo de grandes y constantes cambios, que exigen tecnología, capacitación y ensayo, lo cual es costoso, y si no se logra la rentabilidad adecuada para ser y mantenerse dentro de los niveles adecuados de competitividad, las cosas serán muy difíciles. Esto requiere mercadeo relacional en su máxima expresión.


Escrito por Carlos Fernando Villa Gómez consultor de la firma Tiempo de Mercadeo y Trout & Partners Institute


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page